Historia de Zaragoza

Cuando Fernando II de Aragón y Sicilia, III de Nápoles, y V de Castilla, se casó en 1469 con Isabel de Castilla, se unieron los dos reinos cristianos más fuertes de Europa, para formar España. Más tarde se uniría el reino de Navarra, que conservaría, al igual que Aragón, los fueros. Los Reyes Católicos terminaron la reconquista con la toma de Granada, y se embarcaron en una empresa que les llevó al descubrimiento del Nuevo Mundo.
Durante esta época, la ciudad fue ocupada temporalmente por Alfonso VII de Castilla, otorgando a la ciudad su escudo municipal, el león .
En el siglo XIII se acomete el primer ensanche de la ciudad naciendo los barrios de San Pablo, San Agustín y San Miguel ampliando las murallas de la ciudad hasta el curso de la Huerva. En esta época aparece también el Barrio del Rabal (Arrabal) que durante muchos años albergaría cuarteles y conventos, también se remodela la Aljafería como Palacio Real y se reúnen las Cortes en la Seo.
En el siglo XV se unirá las margenes del Ebro mediante el Puente de Piedra.
La ciudad tiene pocos restos románicos (un pequeño tímpano en la Basílica del Pilar y el ábside lateral del La Seo) pero es rica en elementos del gótico (Catedral de La Seo, iglesias de San Pablo y San Gil) y del mudéjar (iglesias de la Magdalena, San Miguel, el convento del Santo Sepulcro, los baños judíos o el Torreón de Fortea). Como foco cultural, destaca la existencia de la segunda imprenta más antigua de España (1475).

LOS REYES CATÓLICOS

Los Reyes
Católicos