En la actualidad, Zaragoza es una ciudad moderna con las ventajas y los inconvenientes que eso conlleva. A la vez que las infraestructuras urbanas han ido creciendo y modernizándose, han surgido nuevos problemas, el aumento de tráfico ha causado problemas de atascos y masificación del transporte urbano a pesar de la renovación de éste, con nuevos y cómodos autobuses.
La Zaragoza del futuro afronta los nuevos retos con ánimo y sin perder las señas de identidad propias. Para demostrarlo podemos encontrar obras como la remodelación de la Plaza del Pilar que ahora se abre a un espacio múltiple, que abarca desde la Iglesia de San Juan de los Panetes, donde se encuentra la fuente de la Hispanidad, pasando por la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, el Ayuntamiento, la Lonja y finalizando en la Catedral de La Seo de San Salvador.
Esta ciudad se caracteriza por estar situada a orillas del río Ebro. En sus dos márgenes podemos ver las diferencias entre dos formas de concebir una ciudad: la margen derecha, clásica y antigua y la izquierda nueva y moderna, y entre ellas los puentes. Puentes ya sea mediavales como el de Piedra (situado sobre los cimientos del puente romano), del pasado reciente como el de Santiago, o el de Hierro de estilo Modernista y construido con las técnicas de la Torre Eiffel, peatonalizado y mejorado con dos calzadas laterales suplementarias para el tránsito de vehículos, pero no podemos olvidar los nuevos, que tratan de unir más ambas orillas, como el de Las Fuentes o el de La Almozara.
En los últimos años la población se ha estabilizado en torno a los 600.000 habitantes, lo que la convierte en la quinta ciudad del país, gracias principalmente a su posición estratégica a alrededor de 300 km. de Barcelona, de Madrid, de Bilbao y de Valencia.
En la actualidad Zaragoza vive expectante ante el mayor acontecimiento de su historia reciente. Se trata de la celebración de la Expo del año 2008.
Es un acontecimiento que pretende dar una nueva dimensión a Zaragoza convirtiéndola en una ciudad del siglo XXI, tanto por todo el desarrollo de infraestructuras que significa, como por convertirse en estandarte mundial del uso sostenible del agua, tema central de la Expo 2008 y uno de los principales problemas del planeta.

LA ZARAGOZA ACTUAL

Los Reyes
Católicos